Saltar al contenido
Personal Trainer en Orthos Mallorca y Facultec: Escuela de fitness y técnicas manuales.
Home » BLOG » El Personal Trainer y tu dolor de espalda

El Personal Trainer y tu dolor de espalda

El Personal Trainer cuida tu dolor de espalda ya que vigila tu salud en general. El profesional que se dedica a ser Entrenador Personal se encarga de diseñar y poner en práctica entrenamientos. Mediante estos entrenamientos la persona mejora su rendimiento físico y mejora la salud de los usuarios.

Los dolores de espalda tiene orígenes muy diversos y muchas veces se manifiestan como dolor y rigidez. Un 80% de las personas tienen dolor (migrañas, gastritis, nefritis, etc.). Sin embargo, el más frecuente es el dolor de espalda en cervicales o lumbares.

Para cuidar el dolor de espalda, el entrenador personal planifica el entrenamiento de fuerza, el sentido de la postura corporal (propiocepción) y los estiramientos para aumentar la movilidad articular.

Personal Trainer: entrena y cuida el dolor de espalda

La primera pregunta a tener en cuenta frente a un usuario que se queja de dolor de espalda es ¿Qué es tener una espalda sana?

De forma rápida y esquemática, podemos definir como una espalda sana aquella que:

  • No padece dolor.
  • Tiene un buen equilibrio muscular.
  • El rango de movilidad es libre y amplio.
  • La persona tiene una buena consciencia corporal (propiocepción).

Cada uno de estos apartados se pueden analizar por separado para ver las implicaciones que pueda tener en el diseño de planes de trabajo. De este modo, la persona que tiene dolor de espalda debe tener una atención especial (sanitaria).

Equilibrio muscular y alineación

La postura es una de las causas más frecuentes de dolor y lesiones en la espina vertebral. La columna no está en una posición muy rígida y muy móvil. La postura correcta es aquella en que los movimientos se hacen partiendo de la columna con la máxima eficiencia. El cuidado de la postura supone alinear la columna corrigiendo las curvaturas y las rotaciones de las vértebras. En el estado ideal, es como si las vértebras flotasen unas encima de otras.

Si las vértebras y sus discos están bien alineados, la carga y el peso corporal se reparte eficientemente. Así hay menos desgaste de la articulación intervertebral.

Hay que tener en cuenta que el hueso y el cartílago son tejidos vivos y por tanto, moldeables. El equilibrio muscular debe ser adecuado. Las contracciones musculares y los impactos sirven para formar hueso por lo que la columna se alinea o recupera densidad (osteoporosis).

Entrenador Personal corriendo la espalda.

Amplitud y simetría de la movilidad articular

La movilidad de una articulación depende de la forma que tiene esta, del volumen muscular y la rigidez de los tejidos blandos. Todos tenemos músculos más activos, fuertes y resistentes (tónicos) que tienden a acortarse y músculos veloces, potentes y largos (fásicos) que tienden a atrofiarse.

Cuando la musculatura que hay alrededor de una articulación se atrofia por un lado y se acorta por otro, tenemos un desequilibrio muscular que repercute en la posición relativa de los huesos y en la movilidad de la misma. Debemos restablecer el equilibrio de esa musculatura.

Autoconciencia del cuerpo (propiocepción)

El cuerpo (y también el aparato locomotor) tienen un órgano de los sentidos que miran hacia el interior.

Si mejoramos el control neuromuscular, rehacemos los patrones de movimientos y «fijamos» las nuevas posturas y patrones de movimiento adquiridos, tendremos mayor calidad de movimiento. Si logramos mejorar todas estas cualidades musculares, articulares y neurológicas, haremos que los movimientos de la columna sean armónicos, fluidos y amplios; y el dolor mejorará notablemente. La mejora del control neuromuscular se puede hacer por medio de muchos ejercicios que mejoran la coordinación, el equilibrio, agilidad, etc.

Recursos de trabajo del Personal Trainer y tu dolor de espalda

El Personal Trainer y tu dolor de espalda tienen como objetivos de trabajo principales:

  • Estiramientos.
  • Tonificación muscular.
  • Trabajo de propiocepción.
  • Buen estado de forma general.

Las manos son la herramienta principal. Podemos detectar zonas rígidas o dolorosas, fortalecer con resistencias manuales y hacer estiramientos pasivos. Todo lo que necesitamos lo llevamos con nosotros.

Personal Trainer y ejercicios para fortalecer la musculatura.

Ejercicios para fortalecer la musculatura

Es necesario potenciar la musculatura débil. Este trabajo se puede hacer con todos los recursos de la sala de fitness: máquinas, gomas elásticas y electroestimulación. El trabajo con resistencias manuales es ideal porque a la vez que entrenamos, valoramos el estado de la musculatura.

Con la adecuada sensibilidad podemos verificar la cantidad y calidad del movimiento de las articulaciones y tejidos blandos.

Por otro lado, la tonificación de los músculos débiles podemos realizarla con todo el material de que disponemos en nuestras instalaciones.

El trabajo en suspensión provoca co-contracciones en las que se activan los agonistas y antagonistas, con lo que la «funda» muscular de la articulación hace que sea muy estable.

Para el trabajo postural tenemos equipamiento adecuado como los materiales inestables. Las gimnasias de conciencia corporal, las indicaciones táctiles, «visualizaciones» y ayudas manuales a la reorganización corporal.

Algunas actividades que alinean desviaciones (como la escoliosis) incluyen ejercicios de «desrrotación» de las vértebras (como el método Schroth o el propio Pilates).

Ejercicios de estiramiento

La mejora del rango de movimiento articular se puede lograr con estiramientos asistidos y activos (CRAC, PNF,…), eliminaremos restricciones y daremos más elasticidad a los músculos fibrosos (eliminaremos rigideces). Pero más allá, podemos hacer masajes y movilizaciones articulares. Es importante dominar la técnica y tener una buena sensibilidad.

La fuerza con resistencias manuales, la movilización y la autoconsciencia se pueden trabajar con las manos. Colocamos nuestros dedos o la palma de la mano allí donde deben reconocerse los «problemas» y pedimos a la persona que los indique. A partir de ahí, podemos hacer que se alinee mejor, que haga fuerza, que gane movilidad, etc.

El trabajo de potenciación de la musculatura nunca dará resultado a largo plazo sin estirar los músculos, las rigideces de la fascia, deshacer nudos y dar espacio a los tejidos.

Trabajo de la propiocepción

Se trata de mejorar el sentido interno del estado del cuero:

  • Apoyos inestables.
  • Resistencias elásticas.
  • Reducción de los apoyos.
  • Desequilibrios externos.
  • Tonificación de los músculos débiles.

Con estos elementos la persona se ve obligada a hacer ajustes permanentes en su postura, articulaciones, músculos activos y así, ampliar la capacidad de control que tiene sobre su cuerpo.

Para lograr una buena actitud corporal debemos tener un adecuado control del centro (CORE). La activación del CORE aumenta la presión intraabdominal y por tanto, a través del diafragma, la del tórax.

El aire y los líquidos del abdomen y del tórax se comprimen y se compactan haciendo que el torso sea más estable. De esta manera el peso se reparte y la columna vertebral se descarga y se libera.

El Personal Trainer y tu dolor de espalda

En resumen, podemos ver que un entrenador personal, sin entrar en el ámbito sanitario tiene una enorme cantidad de recursos para aliviar el dolor de clientes que padecen afecciones crónicas.

Además, podemos hacer que tengan mayor libertad de movimientos, finura en los gestos y capacidad para realizar las actividades del día a día. Recordemos, sin embargo, que todo el trabajo debe realizarse cuando la persona no tenga dolor agudo ni inflamación activa.

Abrir
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué puedo ayudarte?